Lunes, Diciembre 11, 2017

TRIBUNAL SUPREMO

  • STS 817/2017: Nulidad de la modificación del Plan General Metropolitano. Sector “La Torre Negra”.

STS 817/2017, de 10 de mayo de 2017: el Tribunal Supremo desestima el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallés y la Generalidad de Cataluña contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de 14 de marzo de 2016, que estimaba el recurso contencioso administrativo contra la Resolución de 5 de septiembre de 2012 del Conseller d´Interiror i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya por la que se aprobó definitivamente la modificación puntual del Plan General Metropolitano del Sector Torre Negra de Sant Cugat del Vallés, y estimaba la nulidad de la figura de planeamiento referida.

Los motivos de casación esgrimidos tanto por el Ayuntamiento, como por la Generalidad son: en primer lugar, que al amparo del artículo 88.1.c de la LRJCA, la sentencia que se recurre vulnera el artículo 218.2 LEC y el art. 120.3 de la Constitución por vicio de incongruencia. Y, en segundo lugar, al amparo del artículo 88.1 d) LJCA, porque la sentencia al acordar la nulidad de toda la figura de planeamiento infringe los principios generales de proporcionalidad y economicidad, de economía procesal, que de acuerdo con el artículo 1.4 CC tienen carácter informador del ordenamiento jurídico, afectando al contenido de los artículos 103 y 106 CE.

La Sala desestima el primer motivo de casación porque “la posición de la Sala, se comparta o no, resulta claramente coherente, en cuanto viene a considerar que la modificación impugnada toma sus determinaciones en cuanto a la clasificación del suelo, a partir de la relación del planeamiento municipal con otros instrumentos de ordenación territorial, cuyo contenido ha sido anulado por sentencias firmes y es precisamente esa conexión entre el plan impugnado y los planes anulados judicialmente, el motivo que se encuentra en la base de la estimación del recurso”.

En relación con el segundo motivo de casación, sobre el principio de proporcionalidad, el Tribunal determina que “la sentencia declara la nulidad de la modificación puntual porque clasifica el ámbito como suelo no urbanizable de especial protección, en contra del carácter reglado de ese tipo de suelo, sin que concurran los requisitos para tal protección y clasificación. Por lo que no se puede pretender conservar la modificación realizada, ni siquiera parcialmente, con base a una clasificación como suelo no urbanizable común, que la modificación puntual anulada según la propia sentencia no ha realizado”.

Texto completo

Comenta esta noticia

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn